27 de noviembre de 2015

Sutil y despiadado

Se fijó un día, 25 de noviembre, para denunciar una lacra social que afecta casi en exclusividad a las mujeres. Aquí os dejo un post publicado en un blog amigo que no debería pasar inadvertido ante los ojos de nadie… 
 

Tal y como le dije a su autora, de su post resaltaría la frase que figura en la imagen: “No te hagas cargo de su debilidad. No eres responsable ni de sus frustraciones y miedos, ni de su ira y ansiedad”
 
No sólo existe la violencia que deja marcas en la piel, también vive otra más velada, sutil y mezquina que no deja huellas visibles, pero que es igual de mortífera. Incluso me atrevería a aventurar que a veces es más dañina, ya que a la víctima se la entierra en vida sin que sea plenamente consciente de ello…
 
 
El maltrato psicológico
 
“La violencia doméstica es una preocupación social de primer orden. Las instituciones se han implicado en campañas de prevención, reconocimiento y ayuda frente al maltrato físico alarmadas por la cantidad de muertes que se producen en nuestro país a causa de la violencia de género.
 
Pero hay otra forma de maltrato más silenciado, donde no aparecen golpes, ni traumatismos, ni sangre, un maltrato muy difícil de detectar que puede acabar diluyendo por completo a la persona que lo sufre. Se trata del maltrato psicológico y, en este caso, también somos las mujeres las principales víctimas.
 
El maltrato psicológico se transmite en forma de comportamientos destinados a dañar, perjudicar y destruir la autoestima de la víctima. Se trata de un maltrato prolongado en el tiempo en el que la persona maltratada termina perdiendo su identidad y pasa a depender emocionalmente del maltratador.
 
En la mayoría de los casos, la persona maltratada psicológicamente es incapaz de reconocer las agresiones y para cuando se da cuenta, se encuentra sin recursos y sin fuerzas para hacer frente a la situación. Por eso, el apoyo de familiares y amigos es fundamental, aunque tampoco es fácil para los demás reconocer los signos de este maltrato psicológico, que puede estar disfrazado de actitudes de sobreprotección.
 
Señales de maltrato psicológico
 
Hay que estar muy atentas a determinados comportamientos que pueden ser un indicio de que se está produciendo un maltrato psicológico. Ignorar los sentimientos de la persona maltratada, ridiculizarla en privado y en público, criticarla y humillarla, no valorar su trabajo ni sus ideas, reprenderla por su comportamiento, no dejarla tomar ninguna decisión, asumir el control de la vida de ambos, manipularla haciéndole creer que está equivocada siempre, amenazarla con el abandono, etc.

Estos son sólo unos pocos signos del maltrato psicológico, porque como decimos, adopta innumerables formas. A veces se trata de un comportamiento paternalista en exceso para evitar que la víctima pueda desarrollar su propia identidad.
 
No siempre hay gritos y amenazas de por medio; en ocasiones se trata de una estrategia sutil de MANIPULACIÓN DISFRAZADA DE AFECTO hasta que la persona maltratada queda en una situación de absoluta indefensión.
 
Víctimas de maltrato psicológico
 
Para reconocer a una víctima de maltrato psicológico podemos fijarnos en si de un tiempo a esta parte ha pasado a tener un comportamiento más retraído socialmente, si mantiene la mirada baja o huidiza, si siente un temor generalizado o un sentimiento de culpa o si parece avergonzada y sin ganas de hacer nada. El malestar físico generalizado, como dolores musculares, fatiga, dolores de cabeza, malestar de estómago, etc., son también consecuencia del maltrato psicológico…”
Fuente: Diariofemenino.com

A mi juicio, este tipo de maltrato enmascarado en el afecto es muy difícil de detectar, incluso en esos pequeños momentos de lucidez donde la víctima se siente invisible, aparcada en la cuneta, descalificada en público y culpada de todo lo que va mal en la relación, pero al final llega un día en el que el desencadenante tira de la venda para ver la realidad de un maltrato soterrado en un amor de mentiras y agravios…
 
“Cuando la víctima ya está “absorbida”, buscan con urgencia otra y se presentan como víctimas que han sido abandonados y nunca comprendidos Fuente: Taringa.net



 
 
 


2 comentarios:

  1. Te felicito por tu entrada, Rosaida. El maltrato psicológico, ese veneno silencioso que mata desde dentro, anulando a la persona, aniquilando y dando paso a una marioneta en manos de un desaprensivo. Muchas gracias por sumar mi entrada a la tuya. Un placer poder aunarnos contra esta lucha.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío, Aurora, y las felicitaciones también. Has sido tú la que me ha llenado de valor para denunciar este tipo de maltrato, que tan bien has definido en tu comentario... ese veneno silencioso que mata poco a poco, que te lo proporcionan en dosis diarias junto al placebo de unas migajas de afecto para que no te enteres... nunca.

      Mil también para ti.

      Eliminar

Habla para que yo te conozca.